Archivo para diciembre, 2009

Vic: 25 de diciembre

Posted in Zat with tags on 25/12/2009 by Hijo de la Máquina

Como reza su canción hay momentos en que sólo a través de un desgarramiento podemos alcanzar la libertad que tanto buscamos. Detrás de él, un aviso de alguien constata esto que escribo. Al igual que el cisne negro, son piezas, fragmentos, situaciones que abren filos sobre la pátina de los días. Pienso en que cierta manera de sufrir, eleva lo que cotidianamente negamos: la sencillez y la fragilidad del ser.

Felices fiestas a todos y todas.

Anuncios

Palimpséstica

Posted in Zat with tags , , on 15/12/2009 by Hijo de la Máquina

La horrible noche es un libro de poemas escrito entre los meses de octubre y diciembre de 2008. Durante enero y febrero de 2009 fue abierto un wiki para que los primeros textos de la noche fueran reescritos por algunos cibernautas. Hubo algunas colaboraciones durante ese tiempo, las cuales quedaron consignadas en el wiki.

Se publica hoy, 15 de diciembre, sin las reescrituras de las personas que colaboraron.

Inferno novela ciberpunk fue escrita entre junio y agosto de 2008. Alrededor del texto se crearon una serie de proyectos para hacer una experiencia transmedial con el apoyo de emprendedor cultural –alianza entre tecnoparque del Sena y el Mincultura.

Hasta el momento, después de más de un año de ser escrita, de crear los proyectos y de realizar todas las gestiones (desde participar en incubadoras de empresas hasta cursar una especialización en gestión cultural) ninguna de las experiencias propuestas han sido realizadas.

EL  SOL es el primer libro de poemas publicado en la plataforma issuu. Es la suma de poemas publicados en HIJODELAMÁQUINA junto con otros textos propiciados o provocados por experiencias artísticas provenientes del campo de las artes plásticas. Escrito por más de dos manos, la firma del autor será irrelevante a medida que corran los días.

Mientras  Inferno era escrito, se abrió un blog en wordpress para consignar notas dispersas de un diario abierto durante el proceso de composición de la hipernovela: ZAT 483 Dicho blog está inspirado directamente en las enseñanzas de Hakym Bey y en otras fuentes del anarquismo contemporáneo, diseminadas, especialmente en NOIR 483

Tanto NOCHE como INFERNO han sido concebidas como experiencias transmediales. Aún en Colombia, todo lo relacionado con las escrituras digitales o no lineales se encuentra aún en los espacios académicos –a  niveles de especializaciones en multimedia o relacionados con campos como las artes plásticas.  Y no hay claramente definidos espacios de concertación o de apoyo para la realización de estos productos. Algo como Manituana aún no es posible. Claro, existen experiencias interactivas, propiciadas por los canales privados de televisión, pero responden a expectativas comerciales de promoción de sus productos.

En términos de la escritura,  las formas del diario y la carta son las preferidas para construir narrativas: la transcripción de las notas que componen Historias de Puertos Pescadores de Memoria y una especie de postfacio que resume lo que ocurrió después con las personas que compusieron la expedición que viajaron por el Magdalena durante 11 días son pruebas evidentes de una sintonía con el entorno y el contexto social en el que esta escritura se sustenta.

La aparición de Wave y otras herramientas de comunicación soportadas en la interacción y en la creación de documentos en una interfaz compartida, vislumbran la tecnificación de la escritura a niveles que hacen suponer la aparición del primer programa narrativo autónomo.

Si somos cyborgs en la interacción digital, la presencia de un metanarrador digital, ya no virtual, debe hacernos reflexionar sobre el orden de nuestros procesos creativos así como de la potencialidad que aún podemos desarrollar en dichos procesos –aunque, absolutamente pesimista, debo admitir que la escritura como tal ya no es objeto de la atención literaria y tal vez ni siquiera textual en nuestro entorno.

La publicación de Inferno y La horrible noche con sus respectivas notas y proyectos son una especie de catarsis: el ejercicio consiste en poner en foco las costuras de un trabajo de escritura que aún no concluye.  De ahí que esta nota oscile entre futurismo y tradición : pensar, por ejemplo, en que las labores de escritura, reescritura, superposición y cambio de enfoque, entre otros recursos de sampleo,  son las que construyen textos palimpsésticos le dan un soporte argumentativo al disponer para descarga y modificación los textos.

Así mismo, es un llamado de atención sobre el enfoque con el que los autores creen que están llegando a sus lectores.  Aunque el libro siga siendo fetiche y centro de atención, los procesos de redes y reescritura que se presentan a través de los entornos digitales, las potencialidades de comercialización de contenidos y el advenimiento del primer programa narrativo autónomo señalan espacios de interacción que deben explorarse con fe de navegante.

Una invitación cordial a que descarguen los contenidos y suscriban a los distintos feeds de los espacios digitales en que están publicados.

Diciembre 15 de 2009

Fragmentos de diario

Posted in Zat on 15/12/2009 by Hijo de la Máquina

El escritor anárquico

I.

El escritor anárquico

El reconocimiento cambió

La escritura en libertad

La potencia expresiva

Este es el instante de la destrucción

La caducidad de las formas y los roles ha sido expedida

Cada poeta

Debe

Asesinar a su precedente

¿Realmente es importante la literatura?

Tal y como la conocemos hasta el momento

El tránsito la culminación de toda innovación

Se acerca a la desaparición de formas caducas

El arte

Puro movimiento

Cada movimiento

Conduce a un desequilibrio que expande la compacidad del arte

Tensión plisado intersticio oculto blanco anatema escritor sin obras movimiento intrínseco de aquello que no fue visto desaparición fragmentación cadena ausente del sentido atomización continuada carencia ausencia

Interlineado   textura intercruzamiento acorde desacorde

Apuntaciones fragmentarias y disociadas del deseo bipolaridad trastorno apofenia separación final prótesis corpórea imperceptible en cuanto a su adaptabilidad pero evidencia del vacío del miembro reemplazado pareciera que el escritor no asumiera su amputación pareciera estar restringido a su momento histórico agónico que facilita el mantenimiento de sí estará en una situación en que la preservación del ego continúa siendo el dómine de su rol social de las formas como demuestra su productividad ante las concesiones al sistema a mayor espacio menor disposición a menor espacio fragmentación y desaparición

23/04/08   26/04/08

Inferno

Posted in Sin categoría with tags on 10/12/2009 by Hijo de la Máquina

00:00

12:12: 09

Luz de los condenados

12:12:09

Everything in its right place

Posted in Sin categoría on 10/12/2009 by Hijo de la Máquina

Everything in its right place

No sé si Kid A sea el disco de la década. Algunos sugieren que es In Rainbows, pero lo que sí es cierto para mí es que everything in its right place sí es la canción de esta década. Y para argumentar esta afirmación tengo, como muchos de ustedes, una historia particular con esta canción. Porque lo que sí es cierto es que todo está en el lugar correcto, sí, en lo absoluto.

Yo conocí Kid A por Radiónica…Allá en la época en que descubrí el hielo: 2001. Como siempre ha ocurrido, Radiónica tiene una programación excelente, pero una mala señal: yo trabajaba moviendo cajas y archivos durante 8 horas mientras hacía que estudiaba en la Nacional –pero, como siempre ha ocurrido, la Nacho paraba cada mes y el semestre se reducía a las últimas semanas antes de la salida a vacaciones de junio o de diciembre, así que uno tenía tiempo para trabajar, hacer una familia y llevar una vida normal.

Como venía contando, escuchaba Optimistic en el sótano de un edificio allá en la 18 entre 8 y 9, moviendo cajas,  y era tan naïve…sin embargo, algo bueno quedó de esa época: el estribillo de Optimistic se me quedó grabado. Y tres años después compré Kid A en cd. Era la época del hielo y de Melquiades, cuando uno compraba cd original y pirata y escuchaba música en grabadoras o en equipos de sonido y se las daba de posmoderno y fumaba pielroja en todas partes. Ah viejas épocas. Recuerdo el sonido del mecanismo activando el láser, luego el láser leyendo la información de ese disco blanco que sólo tenía grabadas las letras K.I.D.  A. Los acordes del órgano, la voz de T. Yorke reverberando, repitiendo Everything. Everything. Everything. In its right place. Right place. El crescendo. La desolación, correspondida tan claramente en ese cuadernillo que no traía ninguna canción –lo que era una desgracia para un anglófilo de canciones pop como era en esos tiempos: tocaba sacar las canciones a puro oído, ya que el internet era un rumoroso invento para los estratos altos, los computadores eran de manivela y funcionaban con pilas de carbón. El punto va a que se me olvidó Optimistic. Era Everything in its right place la que dominaba mi gusto por Radiohead, transformándose en la vara con la cual medía lo que consideraba era o no música para mis oídos. Muchos viajes intempestivos por carretera, recorriendo las montañas de Colombia, fueron acompañados con esa canción, primero con discman de cuatro pilas, después con esa maravilla futurista que es el ipod.

No recuerdo en qué prendería quedó Kid A, pero gracias a esa invención tan democrática que es el internet descargué, por enésima vez, el álbum. No tengo back up de todas las gigas que he perdido en pcs de amantes y amigas, pero me imagino que en cada uno de esos aparatos debe haber una copia de Kid A. Aún recuerdo una madrugada en una casa estrato 52 escuchando Motion Picture Soundtrack, sin camiseta, delirando. Si repaso esta década, los imprescindibles serían Radiohead y Nine Inch Nails. Y si miras con atención, dentro del mainstream, son los que más han dado de qué hablar en cuanto a tendencias durante estos años. Pero el objeto de deseo de esta nota es Everything…Y sobre esa canción me centro ahora.

Hace tan sólo una semana descargué el álbum, otra vez, en mi oficina de internet en Las Nieves. Y el motivo fue claro: la promoción más inventiva de Lost, hecha en España, tiene como fondo e hilo argumentativo la canción que abre Kid A. Y no es gratuita esta asociación porque, aunque el título de la canción dice que todo está en su lugar o en el lugar en que debe estar, resulta que no es así: todo lo que percibimos del orden es un supuesto, es una ilusión. Lo que aparenta estar en orden, no lo está.

Esa es la vigencia de la canción. Tras su manto esquizoide, hay latente una clara advertencia a desconfiar lúcida y críticamente del orden, la homogeneidad y, por qué no,  la mediocridad uniforme de todas esas piezas tan bien dispuestas de la estructura social, mediática e ideológica, en que estamos viviendo. Y la canción no es sólo una advertencia, al mismo tiempo es una bomba molotov. Puedo constatarlo por el efecto que causa, después del horror que desvela de manera súbita, cuando tú comienzas a desgarrarte, a romperte, a cerrar los puños para romper las cristalerías enmarañadas que recubren tu ser. Esa es la diferencia entre Radiohead y Nine Inch Nails, que bien podría ser la diferencia entre el rock británico y el rock norteamericano, que nace en la sugerencia acerada del primero y en la verticalidad sin miramientos del segundo.

Everything in its right place…No es Lost la que pondrá las piezas en orden de su propia narrativa – a estas alturas nadie quiere que resuelvan los enigmas y mitos creados durante estos últimos seis años: uno de mis más grandes amigos está estudiando a los reptilianos para encontrar una clave que al menos le haga ver con lucidez la cifra del continuo mientras el otro trata de hallar un poco de paz en lo que queda de este naufragio a través de la percusión. Everything in its right place…no es el Nobel de la paz para Obama, ni su ascenso al poder, lo que hará que este mundo sea mejor. No.  Everything in its right place… Tampoco la tardía consciencia ecológica en la que nos estamos involucrando, con la expectativa de frenar el incontable daño que hemos hecho contra nuestro entorno. No.  Everything in its right place. No sé de música ni puedo calificar los mejores álbumes de esta década que está llegando a su fin, pero algo si está claro para mí y es que, como una paráfrasis de la sentencia del tarot, no todo está en el orden correcto.

Everything…

A Workshop- a Sonho

Posted in Sin categoría on 06/12/2009 by Hijo de la Máquina

luminaria de Charles Watson

Anoche mientras caminaba por las calles de São Paulo, sentí que era indispensable llamar a tu casa. Pero sé que desde hace dos años no vives ahí, que te fuiste con Cildo a otro lugar y que es mejor que no te llame para evitarte problemas con él.

Pero quería conversar contigo de los planes que tengo para mi primera novela, o segunda si miras con atención. Y no tenía tu celular…Y los pocos contactos que tenía ya se habían mudado de Sampa a Río o les había perdido la línea hace mucho tiempo.

Así que estuve toda la noche caminando, viendo portadas de libros viejos trás rejas de seguridad y acariciando un volumen de Kafka que me ha acompañado durante el viaje: Amerika.

Estoy cogiéndole aversión a los email, al celular, al facebook. Cada vez que abro alguna de estas aplicaciones, me terapeo para recibir el sartal de insultos, advertencias y malas noticias que han transformado mi manera de actuar digital. Así mismo, estoy comenzando a considerar firmemente el abandonarlos o, al menos, hacer que alguien los maneje por mi…Pero claro, eso por ahora es imposible.

Y es después del almuerzo frugal al que estoy acostumbrado en Sampa (leche de soya, un sandwich de jamón y dos pedazos de queso) que entro en algún lugar que tiene internet, mientras todos están conectados a bandeirantes viendo algún partido del Brasileirao.

No soy preciso en los detalles, pero encuentro la siguiente seña:

Hombre,
estoy a hacer una workshop muy buena con Charles Watson… en esos dias estava hablando de como ele cerebro codifica algunas informaciones… y que él lee casi que igual lo que pasa en la realidad y lo que pasa en la imaginacion y en el sueño…
bueno, estos dias soñe casi toda la noche que estabas aqui en SP… todo muy lleno de difucultades para encontrarte y para que hablaramos… pero me acuerdo que por fin: si hablamos  – en vivo y en colores.

La nota, de las 7.44 pm de ayer sábado.
Son las 14.32. Estamos a 32 grados a la sombra…

All you Zombies

A %d blogueros les gusta esto: