Archivo para julio, 2010

Interzona

Posted in Zat with tags on 29/07/2010 by Hijo de la Máquina

3002

En algún lugar de la internet, leí que la sensación de estar en twitter era muy semejante a la de estar en un bar. Esto significa que escucharás cientos de conversaciones  sin que realmente llegue a importarte alguna. Pero, en el caso de Twitter, cuyas conversaciones se cuentan por millones al día, más vale prestar un poco de atención a lo que ocurre en el entorno.

Twitter es tanto un fenómeno mediático como un ejercicio de estilo. No hay nadie en la tuitósfera que no ejercite el acto de contar su cotidiano en los espartanos 140 caracteres, lo que ha devuelto cierta sofisticación al acto de escribir en la Internet: estar en twitter es hype y más si a través de la cuenta logras generar tal interés que tu tuiteo sea reproducido por las personas que te siguen.

Es lo que ocurre con los fenómenos long tail: aunque hayan tuits de figuras como Gaga, Candanga, Obama o Uribe, la conversación importa más si a quien escuchas “comparte” contigo ciertos intereses, expresados en los inapelables 140 golpes de teclado.

En el caso del suscrito, el interés por seguir los tuiteos de usuarios como Libélula , Vier Minuten se ha vuelto necesario para comprender las motivaciones que tenemos para compartir intereses , generar adhesión para nuestros gustos o simplemente para ser escuchados por alguien al que le guste lo que hemos expresado en un tuit.

Y esto ha producido una ruptura en lo que consideramos como interacción social. En la práctica tuitera se redefine la reciprocidad (el retuit), la empatía (el unfollow-follow) y claro, el reconocimiento, producto del retuit, pero también de la circulación del contenido en las redes sociales que se integran a twitter mediante aplicaciones.

Tuitear ha vuelto concreto  el concepto de social media manager, transformándolo en una actividad lucrativa para las corporaciones, que quieren saber cómo se comportan los consumidores, y para todos aquellos que tienen un interés en la gestión de contenidos en red.

En twitter, lo interesante es la conversación que escuchas o el monólogo que mascullas pensando que nadie está escuchándote.  Al fin y al cabo, después de los 90 a nadie le importa si te escuchan o no, si tus penas son significativas o no. Lo que importa es que hables, y mientras más, mejor.  En  twitter esto se refleja necesariamente en el tiempo que tuiteas, retuiteas, haces ochos en forma de hashtags.

Twitter es la octava maravilla del ocio pornoderno: procastinar.

Y aquí ya no estamos en el bar. Estamos frente a una miríada de espejos que nos devuelven fragmentos esquizofrénicos de lo que fue YO. Por este motivo, la resistencia que aún genera twitter en muchos es cierta. A diferencia de facebook, en el que el poke, el chat, las fotos, devuelven un  feedback que alimenta la totalidad de nuestro ego, en el twitter  la interacción pasa por un ruido blanco.

Es decir que, ante ese tablero blanco de anuncios en 140 caracteres, estamos más solos que en facebook, messenger. Tan solos, náufragos, que si no tecleamos compulsivamente sobre lo que está pasando ahora, probablemente regresemos al televisor con señal satelital y en 3D. Y si en el televisor no están dando nada pues regresamos a…facebook.

Claro, los cibernautas evolucionan. Y de estar, aparentemente condenada al fracaso, twitter ha sido transformada por sus propios usuarios en la herramienta comunicativa que asombra a todos. Es una suerte de aceptación esquizofrénica global: hablamos y (de pronto) nos escuchan. Suerte de chat postergado.

La razón tal vez sea que ,después de admitir que estamos muy solos ante la pantalla, aprendemos que lo esencial es decirlo, a toda costa y (de pronto) sin ningún subterfugio. Sin embargo, esa excelente compañía de la soledad que es el twitter, nos enseña que poco a poco, todas nuestras conversaciones, todo nuestro historial, al que nos remitiremos, o al quese  remitirán otros, está guardado en esos monólogos, en esos llamados desesperados de atención, en ese silencio poema épico de la esquizofrenia global, que es el tuiteo inconsciente  en ese bar virtual, en el que una de nuestras 140 palabras se pierden, con rapidez, en el olvido.

Anuncios

Sampleo Cognitivo 1

Posted in Zat on 25/07/2010 by Hijo de la Máquina

Sampleo Cognitivo 1, originalmente cargada por hijodelamaquina.

Sampleo.
Bucle.
Sinónimo del palimpsesto.

Escritura en orden rectilíneo.

( Sampleo cognitivo
Antes del Fin.
O del silencio de un lápiz.
En el interludio de la lluvia
aguarda
el que abre todos los caminos)

A %d blogueros les gusta esto: