Image

al igual que en canción animal, 23 años después, en un siglo über-tecnificado, über-social, u-bik, líquido, 2013 llega a su final.
concluye, cierto, y permanece. la presunción de cerrar un momento y pasar a otro. en movimiento hacia otra red social sin que ocurra un desplazamiento del cajón de chat. la propaganda de los buenos deseos nos suspende en la ficción de que todo cambiará. el que viene, 2014, se antoja borrón y cuenta nueva. un perpetuo blanco de app desbordándose de caracteres que significan una refundación, un cerrar los ojos, un desborde de significados y presunciones. ese tan atractivo volver a iniciar, como esa canción tan 2003 de Fito Páez: “Nuevo es éste cielo, nuevo es morir, revivir cada día y volver a escribir” … o volver hasta el fin, en la paráfrasis, en el loop del deseo y la ansiedad. las canciones y la información celebran a los que permanecen con el implícito de aquellos que no están, como los objetos que en algún momento se extraviaron, o rompieron, en el tránsito. de ese final no vale la pena precaverse, así que al levantar la copa y encender el joint mejor hacerlo poniendo eco en donde hay ruido o distorsión. habitemos hasta que algo se desconecte. en la aspiracional infaltable de hoy pensar lo que viene como un ritual  de dos, o cuantos sean necesarios, pasos. uno para activar, otro para verificar. los demás, para iterar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: